Skip to main content

Organizar una conmemoración Browse
Esta página también está disponible en:

Organización de una conmemoración



La transcripción completa

Sara Bloomfield, directora del Museo Conmemorativo del Holocausto de los Estados Unidos:
En 1980, durante el mandato del presidente Carter, mediante la legislación del Congreso se estableció que se realizara una conmemoración anual de alcance nacional y que el Museo estuviera a cargo de llevarla a cabo. La de Washington tiene lugar en el edificio de la Rotonda del Capitolio de los Estados Unidos. Pero también se hace en todo el país, en municipalidades, iglesias, sinagogas, centros comunitarios y en las instalaciones militares estadounidenses extranjeras de todo el mundo.

Scott Miller, director de Asuntos de Conservación del Museo Conmemorativo del Holocausto de los Estados Unidos:
En realidad, la observancia no se limita a la comunidad judía. No se limita a las víctimas. De hecho, es para que Estados Unidos entero entienda lo que sucedió y en lo que en cierto modo participó.

Las conmemoraciones de Días del Recuerdo pueden adoptar muchas formas en las comunidades del país.

Rev. Dr. Chris Leighton, Instituto de Estudios de Cristianos y Judíos:
A veces los Días del Recuerdo incluyen reflexiones, música, lecturas.

Paul Garver, director de Servicios del Museo, Museo Conmemorativo del Holocausto de los Estados Unidos:
Por ejemplo, un sobreviviente del Holocausto puede hablar de sus experiencias. Pueden leerse los nombres en honor y en conmemoración de aquellos que fueron asesinados por los Nazis.
Las conmemoraciones de Días del Recuerdo pueden incluir a estudiantes de todas las edades y también a la comunidad local.

Cathleen Cadigan, profesora de escuela secundaria de Dallas, Texas:
En mi comunidad, hay un evento tradicional en los Días del Recuerdo. Pero en mi opinión, no coincide con las necesidades de mis estudiantes. Invitamos a sus compañeros de colegio, a mis colegas, a mi madre. Invitamos a una escuela intermedia vecina, a miembros de la comunidad, a sobrevivientes, a liberadores. Para mis estudiantes es muy enriquecedor tener la oportunidad no solo de compartir la historia del Holocausto, sino también de poder analizar por qué hoy es relevante.

Kim Klett, profesora de escuela secundaria de Gilbert, Arizona:
En mi escuela secundaria, siempre organizamos el Día del Recuerdo. Invito a toda la escuela y recibimos a todos los que entren en el auditorio. Se exhibe mucho material y hay hojas informativas que los jóvenes pueden retirar.

Los Días del Recuerdo se conmemoran en las bases militares estadounidenses en todo el mundo.

Cnel. Michael Underkofler, Reserva de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos:
Mis actividades me han ayudado a organizar el evento de los Días del Recuerdo en la base. En cada base es diferente y cada una lleva la evocación a diferentes niveles.

Teniente Coronel Terrance Sanders, Ejército de los Estados Unidos:
No hagan siempre lo mismo, como si usaran un molde. Estudien otros materiales. Organicen ciclos de cine de una semana. Fomenten el debate. Hablen de lo ocurrió.

Cnel. Michael Underkofler, Reserva de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos:
Vi cómo el inicio tímido del primer año dio paso a un crecimiento en el segundo, y cómo la población de la base participa cada vez más a medida que se le informan los eventos programados. Un aviador joven que un año asistió a los Días del Recuerdo, al año siguiente se ofreció como voluntario para organizar la exposición de la biblioteca. También se ofrecen para hacer pósteres o escribir un artículo. Y así sigue creciendo. Una buena experiencia multiplica el trabajo excelente.

Las conmemoraciones de Días del Recuerdo ayudan a unir las comunidades de fe.

Rev. Dra. Carol Flett, Catedral Nacional de Washington:
Ayuda a que los vecinos se entiendan como integrantes de la misma comunidad, como vecinos y como miembros de la familia de Dios.

Rabino M. Bruce Lustig, Congregación Hebrea de Washington:
Estas cosas toman forma mucho más fácilmente de lo que podría pensarse. Por ejemplo, cuando nos reunimos para decidir a quién honrar, alguien dice inmediatamente: “Mi tío fue uno de los liberadores y tengo una carta que respondió”. U otra persona comenta: “Mi abuela es una de los sobrevivientes y tengo un poema que escribió”. Surgen cosas como estas y las personas hacen sus propias contribuciones. Creo que surgen en cuanto se les da la oportunidad, sin necesidad de que sea algo abrumador.

Rev. Dr. Chris Leighton, Instituto de Estudios de Cristianos y Judíos:
Hay una serie de ámbitos interreligiosos en espacios neutrales.
En monumentos conmemorativos del Holocausto. O en centros comunitarios.

Rev. Dra. Carol Flett, Catedral Nacional de Washington:
Bibliotecas públicas, auditorios de escuelas. Una noche semanal, una noche escolar, a menudo, son la mejor ocasión, cuando normalmente nadie tiene otros compromisos. Y no contradice la observancia de otras religiones.

Rabino M. Bruce Lustig, Congregación Hebrea de Washington:
Es una magnífica oportunidad de unir a las personas, porque ese homenaje al pasado y a aquellos que lucharon tan denodadamente para librar al mundo de estas atrocidades es un acto trascendente que, lejos de ser la obra aislada de judíos, cristianos o musulmanes, es la creación conjunta de personas que se congregan para superar el mal y dar lugar a un nuevo día.

Esta guía de planificación contiene recursos para ayudar a organizar una conmemoración de Días del Recuerdo, e incluye videos, programas de muestra y selecciones de lecturas.

Las conmemoraciones de los Días del Recuerdo pueden tener muchas formas. Vea este video de planificación para obtener más información sobre las diferentes formas de conmemoración que pueden realizarse en escuelas, bases militares, centros de culto y otros ámbitos comunitarios.

Esta página también está disponible en: